Biografía

Terminaba la década de los años sesenta, cuando en 1969 un grupo de estudiantes almerienses nacidos en Cuevas del Almanzora, alternaban los libros con la música y sus primeras actuaciones como "amateurs". Fundados por Pepe González-Grano de Oro, voz, guitarra y compositor de todos sus temas, y por el tristemente desaparecido Agustín Flores (Tato), batería, optaron por llamarse "Los Puntos", la verdad es que según contaban, eran dos puntos filipinos de niños. Meses más tarde, junto a Alfonso González-Grano de Oro (voz), hermano de Pepe, Gaspar Flores (bajo), Andrés Bravo (guitarra) y José Antonio Martínez (teclados) forman, lo que se puede considerar, el primer núcleo del futuro grupo.


Tras sus melenas inconformistas y ropas provocativas de importación, atraídos por la música de Los Vétales, los Rolling Stones, y sobre todo, el rock&roll americano. Tras algunas actuaciones informales, resuelven que lo suyo no era tocar música de nadie y deciden dedicarse a creaciones propias. Los meses de verano, en vacaciones, Los Puntos antes de su lanzamiento, recorrían actuando todo el levante almeriense y localidades murcianas cercanas a Cuevas del Almanzora. Poco más tarde, se producía la salida de Andrés Bravo y Gaspar Flores, incorporándose a la vez, el bajista José Belmonte; con ello, concluía la etapa experimental de unos adolescentes y sus vacaciones musicales, dando paso a lo que a ellos les gusta llamar, su época "romántica", ligada a sus primeros intentos de éxito discográfico.


En 1969, el ministerio de Información y Turismo, dirigido por el inagotable D. Manuel Fraga Iribarne, determina que el setenta y cinco por ciento de los discos que se radien por las emisoras del país, tienen que ser españolas o cantadas en nuestro idioma. Pepe Grano de Oro, líder natural de acusada personalidad, y sin ningún tipo de complejos, decide, en nombre del grupo, dirigirse nada más y nada menos, que al todopoderoso ministro D. Manuel Fraga, criticando duramente su ley, y solicitando una actuación en TVE, si era verdad que quería ayudar a los músicos españoles, y en especial a los de provincias. Sin opción alguna, Fraga contestó al músico almeriense pidiendole que enviara una maqueta de su grupo a TVE. Tras recibirla y escucharla, por orden del mismo ministro, se le puso en contacto con el por entonces director del ente TVE, Adolfo Suárez, quien lo recibió asombrado por el desparpajo de Grano de Oro, a quien no sólo le ofreció el programa solicitado de TV, sino que, ademáas, le puso en contacto con una discográfica. Al músico almeriense le encanta recordar la simpatía de aquel hombre, al que después pudo tratar y cerciorarse de su talla humana y política. Lo que le dijo, como se lo montó, sólo él lo sabe.
Lo cierto, es que Los Puntos fueron el único conjunto que en aquellas fechas, sin tener previamente ningún disco en el mercado, grabaron y realizaron sus primeros programas de televisión prácticamente al mismo tiempo. Polydor, una joven compañía con avispados directivos, se fijó en el grupo, y les ofreció el contrato discográfico de su vida. Así empezó todo.
Esta compañía, trató de hacerlos semejantes a Los Bravos, cosa que el grupo no deseaba y que los mantuvo algo desorientados en cuanto al sonido deseado.
Los Puntos, en esta primera etapa, los formaron: Alfonso González-Grano de Oro Guirado, nacido el 12 de noviembre de 1947, voz principal, y que dio ese típico sonido al grupo; José Belmonte Uribe, nacido el 1 de septiembre de 1950, bajista; Agustín Flores García "Tato", nacido el 27 de noviembre de 1947, batería, (fallecido en el verano de 2007); José Antonio Martínez Meca, organista, natural de la localidad murciana de Caravaca, donde nació el 15 de noviembre de 1946 y José González-Grano de Oro Guirado, compositor y alma del grupo, nacido el 20 de febrero de 1946, guitarrista y segunda voz, entonces.


En sus primeros temas, la voz de Alfonso González era propiamente la de Mike Kennedy, con un registro impresionante. A su primer single, que se tituló "Miguel" y "Allá en el mar", le siguió, "El calor de la noche" y "Haré una canción para ella".
El grupo decidió cambiar y en el tercer sencillo aparece "Good morning", como cara A, y "Recuerdos tristes", en la cara B. Parecen diferentes, y da la sensación de que habían encontrado su propio sonido: el sonido de Los Puntos. "Good mornig" es, sin ningún genero de dudas, una autentica pieza de museo.
El quinteto se convirtió en un grupo popular y comenzaron a disfrutar de cierta fama. Viajan continuamente y tienen contratos en toda España. Ese mismo año de 1970, apareció "Annie", que tenía un sonido demoledor de guitarra, y "Siento dolor", con un sonido intrincado y desgarrador.
Aún con Alfonso González-Grano de Oro, hermano del fundador, graban en 1971, "No olvides amor no olvides", con clara alusión a los caminos de Almería, "Volverás otra vez", "Que mas pudiera darte" y "Ayer", una balada de un altísimo nivel.
De forma un tanto restrictiva, y a través del Circulo de Lectores, estas canciones vieron la luz en el país en "singles" y en un "singular" álbum del grupo que recoge todos estos temas, que forman la primera etapa de Los Puntos, y que curiosamente se editó en América del Sur, pero no en España.


Participaron en el IV Festival Internacional de la Canción en la Ciudad Luminosa de Almería, la noche del 28 de julio de 1972. Lograron el tercer premio y "Sol de Bronce" con la canción "Magdalena", escrita y musicalizada por Grano de Oro, e inspirada, según dicen, en una vieja amiga de la discoteca "Gitanillos" de Cuevas del Almanzora. Esa edición la ganó el ex cantante de Los Gritos, Manolo Galván, con la canción "Vagabundo", escrita por Juan Pardo.

En este paréntesis, José Pérez Sánchez, sustituye a Alfonso González-Grano de Oro, que decide retornar a la universidad de Granada para volver a sus estudios de derecho, a la vez, José Antonio Martínez, sustituye a Eduardo Sánchez-Manzanera, teclista.
Se puede decir, que a partir de esta formación, la que a ellos les gusta llamar su dorada época "profesional", Los Puntos, significaron en la música española una aportación al panorama "pop" del país, diferenciado del resto de sus competidores naturales con un sonido propio, sencillo, y de fácil calado.
"Ana vuelve a casa", segundo sencillo de esta nueva etapa, es un tema sin adornos superfluos, con una letra emotiva y sencilla, que evidenciaba a las claras las ideas comerciales del conjunto. La respuesta fue inmediata, y el tema se escuchó por todas las emisoras de música pop, comenzando una campaña publicitaria y giras por todo el país.
Sus canciones, fueron mayoritariamente de amor, y otras veces inspiradas en el "folk" popular. "Cuando salga la luna", fue superventas en España y en varios países de Sudamérica. "Esa niña que me mira" y "Good bye", tuvieron presencia en los primeros puestos de las listas de éxitos.
Antes de Triana y de surgir el llamado rock andaluz, Los Puntos fueron pioneros de esta línea musical con "Llorando por Granada", de su álbum "Oriental", etiquetada por la crítica, como una "joya del pop nacional", y que sigue siendo versionada por diversos artistas actuales.
Se les llegó a considerar y de hecho así lo es, como el primer grupo español que inventó el rock andaluz con "Llorando por Granada", una oda al rey Boabdil, obra del genial compositor Pepe Grano de Oro, uno de los autores más prolíficos de la historia hispana, al que el pop español le debe mucho, posiblemente no ha sido suficientemente reconocido. Este almeriense es autor de más de doscientas canciones, compuestas con un nivel de primerísima entidad.


Triunfaron en los años 70, y algunas de sus canciones dieron la vuelta al mundo, incluso en otros idiomas. Además de las antes mencionadas: "Tierra cristiana", "Magdalena", "Cuando salga la luna", "Esa niña que me mira", "Feria"... son parte del legado de esta formación musical, que se atrevió antes que nadie, a mezclar los sonidos del pop del momento, con los aires andalusíes "nazaríes", como a Pepe le gusta llamar, que enriquecieron la música del Sur.
Más de quince años estuvieron Los Puntos en las listas de superventas, miles de discos vendidos en España y América, versiones de sus títulos en varias lenguas europeas, interpretadas por ellos mismos u otros artistas les llevaron a una gran popularidad dentro y fuera de nuestra geografía. Sus actuaciones se multiplicaron por toda la geografía española, actuando en los países europeos donde sus discos se editaron en varios idiomas, cantados por ellos mismos o interpretados por otros artistas.
Un poco cansados de tanta carretera, decidieron descansar un tiempo, pero la editorial de Pepe Grano de Oro, le pidió a éste que se embarcara en otro nuevo proyecto: "Almanzora".
Esta formación, en los 80 cambió de estilo y llegaron nuevos discos, cuatro LPs, bajo el nombre de "Almanzora" que salió al mercado en 1980, retomando los primeros puestos de los hit parade nacional con Muñeca de ojos oscuros".
"Almanzora", grabó primero con "Columbia" (2 Lps) y luego con "Belter" (2 Lps). En esos años, agotado el proyecto Puntos, su líder, tras el abandono del grupo de José Pérez Sánchez "Pepito", apostó por Juan Ramón para este nuevo rumbo musical, un joven cantante almeriense que estuvo en Frenos y Paréntesis, y que murió muy joven en pleno esplendor de su carrera
profesional, y del que a Pepe Grano de Oro gusta decir: que fue con el mejor músico almeriense que ha tocado en su vida, del que aprendió mucho, y del que fue un verdadero amigo.
Cuando creyeron que su labor estaba concluida, cansados de hacer kilómetros y actuaciones, se retiraron en silencio. Tuvieron que pasar más de dieciocho años para verles de nuevo en vivo. Sucedió la mágica noche del 8 de agosto de 1998, en un concierto en la Plaza del Castillo Medieval de la "Ciudad de la Plata", como a Grano de Oro gusta llamar a su lugar de nacimiento, Cuevas del Almanzora. Fue un concierto organizado en homenaje a su carrera musical auspiciado por las autoridades de la provincia. Los Puntos lograron reunir en su actuación en directo a más de quince mil personas.

Esa noche fue el debut de "Jota" (el guitarrista Juan Roque Cano) en el grupo. La respuesta del público, emocionó a Pepe Grano de Oro, a Tato Flores, Belmonte, Juan Roque Cano y a Eduardo Sánchez, quienes ante la magnifica respuesta del publico decidieron volver a la carretera y ofrecer conciertos en directo por todo el país.


Pero la salida había que hacerla a lo grande. Su gran profesionalidad, agudiza la creatividad del grupo. Tienen claro que no quieren arrastrarse por los escenarios machacando las canciones de siempre y que hace falta un "soplo" nuevo. Deciden grabar un nuevo disco con temas inéditos, para seguir manteniendo vivo el espíritu del grupo.
Obsesionados por la magia de Granada, en el año 2001 se meten en los estudios para elaborar su nuevo álbum, al que denominan "Volver a Granada". El tema estrella es una balada -pop nazarí- acompañada de temas como "El rock del Patito", "Mojácar", "Adieu Marie", "Viejo Italia", "No te pude olvidar", "Agua amarga", "El tren no espera a nadie", "Compañera", "Muñeca de ojos oscuros"... A partir de ahora, la voz del grupo será la de su compositor, Pepe Grano de Oro. Resultado de un buen trabajo artístico, bajo el sello discográfico de Ventura Music. En los estudios de grabación les acompañó y colaboró Manolo Artero, magnifico músico y amigo del cantante, con el que sigue manteniendo una estrecha relación musical y de amistad.
Más tarde, en el 2001, se incorporó a la banda, el joven teclista Francisco Caparrós Millán.
Desgraciadamente, el 15 de Julio de 2007, Agustín Flores García "Tato", cofundador del grupo con Pepe Grano de Oro, y más que compañero, un hermano, fallecía inesperadamente mientras practicaba espeleología, golpe demoledor que acusaron sus compañeros totalmente destrozados. Francis González, lo sustituyó en la batería.


El 15 de agosto de 2008, es la fecha de inicio de una campaña de actuaciones por toda España. Presentan su nuevo álbum "En el reino del agua" y su nuevo sonido, si bien con su identidad de siempre, con la voz de Pepe, más maduro y entonado con la estética del rock de los 70, y esta vez, en la línea que ellos confiesan, han querido siempre. Diez temas inéditos, destacando "Bagdad" -un oración cantada en tiempo de rock-, "Viejo corazón", "Una copa más, Tadeo", "Mi amigo el escocés", "Golondrina de la mezquita", "Mas amor", "Nena te quiero", "En el reino del agua", "Eres tu", "Sin ti"...


Es el único grupo español de la época, que tras retirarse y reaparecer más tarde, ha editado dos álbumes de canciones totalmente inéditas. Francis González, lo sustituye en la batería, hasta el 2.010, donde Pablo León, viejo amigo y admirador del grupo, ocupa definitivamente la responsabilidad de la percusion de la banda.
La formación actual de Los Puntos se conforma con Pepe Grano de Oro, compositor, voz y guitarra, José Belmonte, bajo, Juan Roque Cano, guitarra y voces, que se convierte en la mano derecha de Pepe Grano de Oro en la producción artística del grupo, Francisco Caparrós Millán (Millagui), teclados y voces y Pablo León a la batería.
En el 2.010 y como celebració de sus 40 años en la musica, graban el álbum "LOS PUNTOS, 40 años", próximamente a la venta y que incluye un repaso con nuevas grabaciones de sus temas más emblemáticos y otros de nueva cosecha, todo ello con su sello caracteristico.
Con sus canciones de antes y de ahora, cargadas de historias inolvidables y la actualidad de su sonido, oyéndolos en directo, lo que representan y lo que son capaces de ofrecer en esta nueva etapa de su vida artística, se comprende la decisión, como alguien ha dicho, de volver a emocionarnos con su música.


Como siempre le gusta recordarnos a su líder Pepe Grano de Oro, "Los Puntos no son otra cosa, que un proyecto definido, una idea creativa clara, todo ello basado en el hallazgo de una personalidad musical, acorde con sus interpretes e incombustible mientras queramos, y que sin duda, sobrevivirá a cualquiera de sus componentes."